En Aviagen consideramos que la salud y la bioseguridad son factores de gran importancia, y entendemos que mantener los patógenos fuera de la cadena alimenticia comienza con las medidas que tome el reproductor primario. Contamos con rigurosos protocolos de bioseguridad en todas nuestras instalaciones, y controlamos de manera estricta el movimiento de personas, aves y equipos dentro de las operaciones de producción. Estos procedimientos garantizan que se mantenga el estatus sanitario más alto posible. Adicionalmente, nuestro trabajo de investigación y desarrollo se ha enfocado exitosamente en rasgos tales como la fortaleza de las patas, la eficiencia cardiovascular y la resistencia a enfermedades, con el fin de mejorar la salud y el bienestar general de nuestras aves. 

Nuestros procedimientos y protocolos de monitoreo y pruebas son los más rigurosos de la industria. Los laboratorios de veterinaria garantizan un monitoreo completo del estado de salud y del riesgo de infección por enfermedades. Un programa de monitoreo completo y sin precedentes, que abarca pruebas de virología, serología y bacteriología, garantiza los más altos estándares de calidad y trazabilidad, la mayoría de las veces excediendo los requisitos para la certificación oficial de sanidad.

Enfoque en las Instalaciones

El programa de inversión continua de Aviagen garantiza que sus más de 260 unidades de producción ubicadas en todo el mundo sean construidas siguiendo los más altos estándares de bioseguridad e incorporen las tecnologías más modernas en sus equipos y sistemas.

Las plantas de incubación y las granjas élite que cuentan con sistemas avanzados de control ambiental garantizan un ambiente de selección consistente y el progreso continuo en el desempeño del producto. Las granjas de aves bisabuelas y abuelas de una misma edad abastecen huevos incubables a las plantas de incubación de reproductoras para exportar a la red global de distribuidores aves de un día de edad de calidad superior..

Además, la extraordinaria fábrica de alimentos de Aviagen, las plantas de procesamiento de alimento y los laboratorios veterinarios aseguran el monitoreo completo del estado sanitario y el control de riesgos de infección por enfermedades.