En Aviagen trabajamos con todos nuestros aliados y colaboradores para garantizar la diversidad genética y la calidad de nuestros productos, al mismo tiempo que fomentamos el bienestar y la salud general de las aves que están bajo nuestro cuidado. Nos enfocamos en minimizar nuestro impacto en el medio ambiente, manteniendo un mejoramiento permanente de los procesos internos y promoviendo la responsabilidad social en todas nuestras operaciones alrededor del mundo.

  • Como compañía global, Aviagen está comprometida con desarrollar productos y adoptar prácticas internas de producción que no sólo apoyen la relación costo-beneficio de la producción de alimentos, sino también que esto se haga teniendo en cuenta la responsabilidad social y la sustentabilidad ambiental.
  • Aviagen considera que su responsabilidad con la cadena alimenticia es sumamente importante y entiende que el mantener los patógenos fuera del sistema comienza con las medidas que tome el reproductor primario. Es nuestra responsabilidad garantizar que las generaciones futuras continúen disfrutando de un producto delicioso, seguro y saludable.
  • Aviagen se enorgullece de ser líder en las nuevas tecnologías y en la gestión ambiental. Continuaremos abasteciendo al mundo con una fuente valiosa de proteína, siempre minimizando el impacto ambiental y haciendo énfasis en la preservación.

Al invertir nuestros recursos en personal bien capacitado, genética superior, iniciativas reforzadas de bienestar animal y protocolos de bioseguridad, así como en prácticas de producción amigables con el medio ambiente, estamos invirtiendo en el futuro.

La Iniciativa de Reporte Global, o Global Reporting Initiative (GRI) es una organización sin ánimo de lucro que promueve la sustentabilidad económica, ambiental y social. GRI brinda a todas las compañías y organizaciones una estructura completa de reportes de sustentabilidad que se usa ampliamente en todo el mundo. Lea el reporte más reciente.

Aviagen es miembro del Foro Europeo de Criadores de Animales de Granja (EFFAB)  y sigue el Código de Buenas Prácticas (Código EFABAR) y los Principios de Crianza Sostenible.